sábado, 11 de mayo de 2013

1° ¿Por qué sigo amándolo?

Narrador

Una eriza de pelaje rosa caminaba tranquilamente por el parque, observando con sus grandes y brillantes orbes esmeraldas los arboles que rodeaban su alrededor, siendo acompañados por un hermoso azul claro por parte del cielo. Sus pensamientos eran ocupados por las imágenes de sus compañeros y amigos, recordando los buenos tiempos que ha pasado en cuanto los conoció. 

Un pintoresco carmín adorno sus mejillas al momento que la imagen de un erizo se hizo presente, haciéndola soltar un suspiro feliz ante el recuerdo de su gran amor. Aquel chico de púas azuladas, mirada verdosa y sonrisa deslumbrante, un chico que lucha por el bien y protección de los demás sin importar los peligros que se presenten. 

Amy: Sonic.

Su corazón palpito con fuerza, el solo pronunciar su nombre lograba traerle una inexplicable felicidad, armonía y paz. No solo creía que era un héroe, sino también una gran persona, llena de humildad, claro, tenía sus defectos pero eso no quitaba el hecho que aun con ellos, sintiera que era perfecto; amaba todo de él, sus risas burlonas, su impaciencia, sus comentarios sarcásticos, el cómo era libre, la forma en que se ponía serio cuando la situación lo meritaba y sobre todo, el gran cariño que mostraba hacia sus amigos.  

Amy: Lo amo tant-

Su voz fue cortada y solo alcanzo a soltar un grito de sorpresa al momento en que fue elevada del suelo, un punzante dolor se presento en su cintura, dándole a entender que era apretada por metal que desprendía un poco de calor. Sus orbes se centraron en aquellas pinzas metálicas que la sostenían, obligándola a soltar un gruñido casi audible de dolor. 

¿¿??: Pero miren que sorpresa, es Amy Rose. 

Levanto la mirada, encontrándose con un hombre robusto, de facciones tan parecidas a un huevo, con un largo y mal cuidado bigote, acompañado de una sonrisa de oreja a oreja. Dándole a conocer que estaba divertido con el tan solo hecho de haberla atrapado desprevenida. 

Amy: Eggman *Nombro al mencionado de manera molesta, frunciendo levemente el ceño* ¿Qué quieres? 
Eggman: Oh nada diferente a lo de siempre *Canturreo* ¡Solo quiero destruir a esa rata azul y tú me ayudaras a hacerlo!
Amy: Como si eso fuera posible.

Gruño con impotencia, intentando inútilmente de zafarse del agarre, el cual aplico más fuerza, dejándola sin aliento, obligándola a soltar un grito de dolor. Eggman quien solo sonrió más ampliamente, le importo poco lo que le pasara a la eriza, disfrutando de los gritos que desprendía desde su garganta, seguro de sí mismo y de su plan. 

Miro con total maravilla el botón rojizo que estaba a tan solo centímetros de su mano, pidiendo en silencio ser utilizado y con determinación levanto la mano, dirigiendo una mirada rápida a la de pelaje rosa.

Eggman: ¡Desde ahora, tú me ayudaras en eliminar a ese erizo! 

Bajo con entusiasmo la mano pero su felicidad cayó al suelo, notando como una estela azul pasaba a su lado, seguida de humo que nublo su vista, escuchando solamente un estruendo. Grito con rabia al momento en que el humo se esfumo, presenciando como su robot era ahora pedazos de metal, adornando por completo el suelo y un poco de pasto. 

Eggman: ¡No! ¡Mi robot, mi maquina! *Llevo ambas manos a su cabeza* ¡Mi perfecto plan se ha arruinado! 
Miro con odio puro a la eriza que estaba a solo un metro de distancia, siendo sostenida en brazos por un erizo de pelaje azul, quien le miraba seriamente, dejándole en claro que se largara, pues no le negaría una paliza si intentaba algo más. Sin hacer más que señas molestas, se fue, maldiciendo con pudor al entrometido erizo. 

Amy: Sonic *Murmuro feliz al momento en que el erizo la dejo con cuidado en el suelo* ¡Gracias! 

Le abrazo con cariño, besando animadamente sus mejillas, a pesar de que su cuerpo aun estaba adolorido por lo ocurrido, quería demostrarle al mayor lo feliz que estaba por haberla salvado, demostrarle que apreciaba su ayuda, demostrar su amor. 

Sonic: ¡Amy, suéltame! 
Amy: Pero Sonic... 
Sonic: ¡Que me sueltes! 

Su sonrisa se estrello contra el suelo, notando ese tono tan molesto y la ira reflejada por parte del erizo, sintiendo un estrujamiento en lo más profundo de su pecho y sin previo aviso... fue empujada con rudeza, logrando que cayera al suelo.

Sonic: ¡Maldita sea! ¿¡No puedes estar aunque sea un día sin meterte en problemas!?
Amy: Y-Yo... *Sus ojos empezaron a arder por las lagrimas que acumulaba en ellos* S-Sonikku...
Sonic: ¡Deja de llamarme así! ¡Deja de pensar que te amo! ¿¡Acaso no puede entrar eso en tu cabeza!?

Tristeza, dolor, apuñaladas en su corazón era lo que sentía en esos momentos, las palabras que soltaba aquel que ama, le dolían más que el propio dolor físico de su cuerpo. No podía aguantar esas agrias lagrimas, que rodaban por sus mejillas, todo estaba mal, nada tenía sentido, no entendía el porqué de tanto odio a su persona. 

Sonic: ¡Ojala te mueras! *Con ese último dicho, se fue, dejando tras suyo una estela y con ella, una chica destrozada*

Se levanto, aun con las lagrimas adornando su pálido rostro, dio media vuelta, ahogándose sus lamentos y gritos de dolor interno, caminando lo más rápido que podía a donde su hogar, manteniendo en todo el trayecto la mirada baja, negándose a que alguien notara su tristeza.

No tardo mucho en llegar a su casa, con lentitud subió las escaleras, yendo directamente a su habitación, la cual le dio una oscura bienvenida, sin más se tiro a la cama, abrazando la almohada con fuerza, hundiendo su rostro en ella para soltar a llorar con total libertad. 

Sollozo con pena, grito con llantos y lamentos, hasta el punto de caer totalmente dormida.

Narra Amy

Abrí lentamente los ojos, mirando solamente la oscuridad que inundaba mi habitación, me levante con cansancio, caminando con pasos lentos al cuarto de baño que tenia, frote mi cara con mi mano libre, mientras la otra buscaba el interruptor de luz. No tarde mucho en encontrar el aparato y ser iluminada, encontrándome con la escena más patética frente al espejo. 

Mis ojos estaban totalmente rojos con ojeras oscuras bajo ellos, mi cabello estaba despeinado, yendo en todas las direcciones posibles. Tenía leves raspones en mis brazos y piernas, además de marcas de lágrimas en mis mejillas. Estaba hecha un desastre.

No sé cuánto tiempo quede mirándome a mí misma, notando cada uno de mis defectos, negué levemente con la cabeza, estirando mi mano para girar la llave de la ducha. Necesitaba un baño urgentemente. Me quite el vestido rojo, botas y diadema, tirando estas ropas a la basura, pues estaban rotas y más que sucias, así que ya no servía de nada lavarlas o conservarlas.

Acto seguido entre a la ducha, dejando que el agua limpiara todo rastro de suciedad y sangre seca, quedándome totalmente inmóvil, con la frente pegada al azulejo, sintiendo la humedad por mis mejillas, seguido de un suave sollozo.

¡Ojala te mueras! 

Amy: ¿Morir? *Susurre con un hilo de voz* ¿Por qué Sonic...? 

Sé que no soy la mejor persona, sé que no soy la mejor en mostrar mis sentimientos pero eso no significa que sea tan horrible, ¿verdad? 

Solo quería... quería demostrarle mi amor de una forma, quería que me aceptara... ¿Es tan malo eso? 

Mis pensamientos fueron interrumpidos al sentir como el agua empezaba a enfriarse, dándome a entender que era hora de salir, tome una toalla del estante y seque mi cuerpo para luego envolverme en ella, caminando a mi habitación. Donde me dispuse a ponerme un short corto de color lavanda junto con camisa de manga larga negra, sentándome al borde de la cama, tirando la toalla usada donde una silla. 

Amy: ¿Por qué sigo amándolo? 

Sé muy bien que mi pregunta no será respondida, pero en verdad no entiendo, he sido ignorada, rechazada e incluso humillada, todo por seguir amándolo, declarando mis sentimientos día a día, con la esperanza de al menos recibir una miga de su amor. 

 ¡Deja de pensar que te amo!

Una sonrisa amarga se poso en mis labios, con el repetitivo recuerdo de esta tarde, me dejo muy en claro sus sentimientos, no me aprecia ni siquiera como amiga, porque si así fuera, no hubiera dicho esas cosas tan crueles. 

Amy: Si no quieres volver a verme...

Me levante, tomando un par de tijeras que estaban en la mesita de noche, acercándome a donde el muñeco de Sonic que yo misma había hecho con mis propias manos. 

Amy: Pues bien, yo tampoco tengo deseos de volverte a ver.

Con impotencia y rabia, corte el cuello del muñeco, dejando que la cabeza se desprendiera y cayera frente a mis pies, rodando unos pocos centímetros lejos de mí.

Continuara...

8 comentarios:

  1. yo:WOW SUEPR CAP!!
    vioelta-quiero ver que pasa *-*
    rosa y amrgrita-seee B3

    ResponderEliminar
  2. yo:sugoi onee-chan ¡¡
    azul:sigue asi xDDDDDD
    yo:adios¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. arigato onee-chan me alegro que les gustara >3<

      Eliminar
  3. lo ame :33

    danica: seee
    daniel:, sigue asi
    danica: hasta la otra

    ResponderEliminar
  4. ….
    Lex (Apodo de mi personaje Alexandra xD): ¡Sonic, maldito hijo de…!
    Yo: >:O como te atreves a decirle eso a nuestra Amy.
    Lex: Maldito desgraciado…
    Yo: El capítulo estuvo hermoso amiga, continua pronto.
    Lex: Ten fuerzas Amy!

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. GENIAL CAPI AMIGA
    daniel y neik:te meures azulito por decile eso a amy
    lily:sonic eres el mayor idiota que a pisado el planeta
    daniela:bien dicho amy es mas aslo sufrir amiga
    em ok bueno me encanto el capi ya espero ver el siguiente
    bueno cuidate chau y ten un hermoso dia bye

    ResponderEliminar
  6. t(o-ót) esto va para ti, Sonic e_é!
    Ojala te apachurre un tren en tu carrerita w_w
    Baboso ;w; Amy te ama-ba y tu que la desprecias por una ardilla de pacotilla u_ú
    Gran capitulo Vanessa -w- sigue así, quisiera partirle la madre a Sonic >:I
    Besos!(Dora)

    ResponderEliminar