domingo, 9 de junio de 2013

2° Un encuentro...

Narra Sonic

El día era efecto para correr, sentir el viento contra tu piel y pelaje, disfrutar de la libertad que se te brinda al no tener límites de a dónde ir. Si, realmente era un buen día para pasarla bien, sin preocupaciones o ataques, pero aun sabiendo esto, la incomodidad sigue presente en mi pecho, indicándome que algo está mal, que falta algo importante en un día como este.

No estoy muy seguro del porque, no recuerdo haber dejado pendientes o algo por el estilo, me molesta un poco el ser incapaz de saber la fuente de mi incomodidad. Ha sido de esta manera desde hace unas semanas.

Sonic: Es frustrante *Declare para mí mismo, llevando una de mis manos hasta mi sien* (Mente: Tal vez no sea nada, quizás solo sean ideas mías y todo este realmente bien, podría suponer que es el exceso de trabajo, problemas y conquistas fallidas por parte de Eggman).

Mis pensamientos fueron interrumpidos de forma brusca al sentir el frío en mi cara, seguido de un pequeño dolor punzante, obligándome a llevar ambas manos hasta ella, frotándola con la intención de disminuir aquellas punzadas molestas. Al terminar, mire al frente encontrándome con el causante de dicho dolor: la puerta de Tails.

Debo estar realmente distraído para no haberme dado cuenta que corrí en esta dirección y chocar contra la puerta de metal. Bueno, no tenía nada más que hacer, creo que estaría bien hablar un poco con él y ver si puede darme una solución para estos sentimientos extraños. Además, puede que me entere de lo que ha pasado en mi ausencia.

Toque un par de veces, sintiéndome ansioso de que abriera, al no recibir respuesta del otro lado, volví a repetir la acción, para mi alivio logre escuchar un par de pasos acercarse, indicándome que el pequeño zorrito venia a abrir. Al momento en que la puerta se abrió, fui recibido por el menor con una sonrisa en rostro, no pude evitar devolvérsela.

Sonic: ¡Hey brother!
Tails: Hola Sonic *Me saludo, haciéndose a un lado, indicándome que entrara, lo cual no dude en hacer* ¿Que te trae por aquí?

Aquella pregunta me dejo extrañado, lo mire por unos momentos, notando que aquella sonrisa que mantenía era totalmente falsa, sus ojos azules desprendían tristeza y estaban un poco opacos, indicándome que algo malo estaba sucediendo. Sea lo que sea que pasaba, era realmente malo, pues nunca lo había visto de esta manera, se miraba tan cansado, exhausto y estresado.

Sonic: ¿Paso algo malo?
Tails: ... Sonic, acompáñame a la sala.

Sin decir nada le seguí, entrando tras él a la amplia sala de estar, encontrándome con una pequeña coneja sentada en el sofá, llorando desconsoladamente, abrazándose a sí misma, en busca de algún tipo de alivio. A su lado se poso Tails, acariciando con tranquilidad y dulzura su espalda, con la intención de calmar su sufrimiento, junto con el pequeño chao azul que volaba alrededor de ella.

Sonic: ¿Cream? ¿Qué pasa? *Me acerque preocupado, levantando mi mano para tocar su hombro, pero ella solo se retiro, rechazando mi contacto* ¿Cream?

Un llanto más fuerte salió de sus labios, levantándose con rapidez, mirándome con esos orbes achocolatados, inundados en lágrimas. Pero había más allá de eso, su mirada reflejaba tantas emociones; tristeza, ira, frustración, desaprobación, decepción.

Cream: ¡Todo es su culpa! ¡Señor Sonic... es un estúpido!

Grito aquello con furia, para luego salir corriendo, siendo seguía por el pequeño chao. Me tense al instante, nunca pensé mirarla de esa manera; gritándome de tal forma con una postura defensiva, reprimiéndome por algo, diciéndome de tal manera.
Las cosas estaban realmente mal.

Tails: No creí que estaría tan afectada *Murmuro*
Sonic: ¿Q-Que acaba de pasar? ¿Por qué actuó de tal manera?
Tails: Creo que sabes muy bien el porqué *Recrimino con un deje de reproche y molestia*
Sonic: Yo... realmente no se que hice *Me excuse, apenado por ser el único que no estaba enterado de nada*

Un suspiro salió de sus labios, seguido de un semblante más relajado, movió la mano con desde, indicándome que me sentara en el sofá.

Tails: Sonic desde hace semanas que no apareces, Cream ha estado de esa manera desde que tu ausencia se hizo presente, porque... Amy ha desaparecido. Exactamente el mismo día que tú llegaste molesto a mi taller.

El mundo parecía venirse encima mío, un escalofrió recorrió toda mi columna, empecé a sentirme sin habla y aire. Amy... ¿Desaparecida?

Mi pecho se oprimió ante ese pensamiento, realmente se sentía como una horrible quemada, mis manos temblaron con rudeza, la garganta la sentía seca, mi mente iba a mil por segundo, intentando procesar con determinamiento lo dicho por el menor.

La sensación de vació se hizo más fuerte.

Amy Rose era la causa de estos sentimientos tan extraños, estos sentimiento de vació y desolación, aquellos torturosos momentos de frustración de sentir que algo faltaba.

Me hacía falta Amy.

~~*~~*~~*~~

Narra ¿¿??

La oscuridad, el llanto y gritos de sufrimiento resuenan e inundan cada parte de este lugar, el olor a hierro quemado impregna en todas partes, trayendo con sigo la necesidad de probar la sustancia que lo desprende. El deslumbrante calor incita a acercarte, calentando cada parte de tu ser para luego destruirte lentamente, acabando con la delicada piel de los desafortunados, obligándolos a huir por sus vidas, con la intención de acabar con aquel gratificante ardor.

La sangre cubre la mayor parte de mi guante blanco, mi lengua degustaba de ella, pasándola por mis finas garras, soltando un ronroneo de placer puro al sentir el pecado recorrer mi cuerpo, al ser marcado por aquello que llaman asesino.

- Dios, por favor - 

Suplicar es lo único que estos desdichados pueden hacer, mirándome con miedo, horror y temor, incapaces de aceptar el destino que les doy. Suplicando a un dios benevolente que ni siquiera existe en este mundo.

¿¿??: ¿Dios? *Suelto una risa burlesca* Pequeña perra, yo soy dios.

Cortar su garganta es lo único que hago después de decir eso, dejándola hundir en una muerte lenta, pasando mis manos por su cuerpo desnudo, aprovechándome sin vergüenza alguna de ella, usando su cuerpo para uno sola cosa; darme placer y luego ser un simple cascaron vació.
Las personas de este lugar solo sirven para eso, cumplir mis caprichos, resignarse a morir y dejarme disfrutar de sus miedos.

Sin embargo, el lugar empieza a ser aburrido, matar y crear es algo de lo más común, un simple pasatiempo que con el tiempo va a segundo plano, últimamente las perras no me satisfacen como antes, sus caras temerosas, no son nada gratificantes.
¿Qué si he querido a ir otro lugar? Obviamente, he pensando en ir al mundo de esa copia barata: Sonic The Hedgehog. Si, ese estúpido héroe, lleno de bondad y cosas buenas.

¡Diag! El solo pensar en sus actos buenos, me da asco, tiene un mundo lleno de personas, un mundo por el cual todo demonio sueña para matar y corromper. Gran desperdicio.

¿¿??: Me pregunto... *Relamí mis labios, quitando todo rastro del liquido carmín* ¿Mobius estará lleno de chicas buenas o malas?

Antes de poder seguir con mis pensamientos, una resplandeciente luz se hizo presente frente a mí, abarcando gran parte de mi territorio oscuro. Gruñí de manera molesta, la luz no está permitida en este lugar, sin pensar mucho corrí a donde ella, dispuesto a matar al causante. Estaba tan cerca, era molesta, irritante y muy resplandeciente.

No vi nada después de llegar a ella. 

~~*~~*~~*~~

Narrador 

Cierta eriza de pelaje rosado y orbes verdes, admiraba con total determinación el cielo, recostada plácidamente sobre un prado lleno de flores, dejando que sus pensamientos fueran vagando dentro de su mente, trayendo consigo miles de momentos, algunos buenos y otros malos, pero a final de cuentas, no sentía tanta presión en el pecho como antes, al contrario; una inexplicable tranquilidad vino a ella, obligándola a cerrar los ojos por unos momentos, perdiéndose entre los cantos de los pájaros y el sonido del viento.

¡Ojala te mueras!

Sus ojos se abrieron de golpe, al mismo tiempo que se incorporaba, apretando la hierba entre sus manos, mirando a un punto alejado de aquel lugar, mordiendo con frustración su labio inferior.
Llevo ambas rodillas cerca de su pecho, dejando de lado la hierba para abrazarlas con fuerza, ocultando de manera patética su rostro afligido.

Amy: ¿Por qué... duele tanto recordar aquellas palabras? Se supone que no debería, sin embargo, es como si me apuñalaran...

Un terrible estruendo fue lo que la saco de su estado actual, logrando que girara la cabeza, mirando confundida un destello lejano, destello que parecía atraerla porque sin poder evitarlo, se levanto y corrió a aquella dirección, guiada por la curiosidad.

~~*~~*~~*~~

Recostado en el pasto se encontraba un erizo de pelaje azulado, cubierto de polvo y liquido carmín. Su boca se transformo en una mueca de desagrado al momento en que inclino la cabeza, notando el paisaje brillante y lleno de vida. No pudo reprimir sus insultos y gruñidos, le parecía totalmente asqueroso, repugnante y asfixiante el lugar en el que se encontraba. Sin dudar o pensarlo, desapareció de ese lugar, dejando tras suyo una estela azul.

Su rostro frustrado se transformo a uno furioso, pues no había contado con el hecho de chocar con alguien y rodar por el suelo junto a esa persona. Se sintió mareado por unos instantes, sus ojos estaban cerrados debido al impacto, estaba dispuesto a matar a aquel que lo hizo caer tan ridículamente.

Abrió sus ojos, quedando atónito ante el verde esmeralda que se presentaba ante el, sintiendo su cuerpo sucumbir y un escalofrió recorrer su columna.

El contrario, una eriza de pelaje rosa, se quedo en las mismas condiciones, incapaz de apartarse o desviar el rostro.
El erizo recorrió cada parte de su cuerpo con la mirada, hasta quedar cara a cara, con los rostros demasiado cerca, sintiendo sus respiraciones irregulares y mejillas arder.

Ambos erizos se miraron fijamente, perdiéndose en los ojos del otro, quedando totalmente hipnotizados, en aquel momento no se habían dado cuenta que sus corazones se entrelazaban sin permiso alguno. Trazando un inexplicable sentimiento. 


Continuara...

5 comentarios:

  1. violeta-O_O..super *w*
    rosa-awww que lindo!
    margarita-o si....bueno hasta la otra
    las tres-adios!

    ResponderEliminar
  2. Sakura:Es hermoso, quiero el siguiente *-*
    Shadow:Eres muy cursi.
    Sakura:Callate EMO
    Shadow:Cursi
    Sakura:EMO
    Shadow:Cursi
    Sakura:EMO
    Amy:¡YA BASTA LOS DOS! /saca su martillo/
    Amy:¡EL QUÉ DIGA UNA PALABRA MAS LO MANDO A VOLAR! ¬¬, de acuerdo :3 Ambos:(Eriza bipolar)
    Sakura:Gran capi, sayonnara :3

    ResponderEliminar
  3. Perdon por tardarme en comentar .w.
    Hola :D
    ¡Eso Tails! ¡Haz que Sonic sienta culpa, sientelo Sonic sientelooooooooooo!
    O.O..... ¡Es Sonic! ¡Pero el del juego Sonic exe!... Como me encanto ese juego .w. ... digo... Wow esto no me lo esperaba....
    Ya quiero ver que sucedera !!
    Continua pronto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. sorry si me tarde en comentar
    neik:genial capi
    daniel:sonic idiot resien te das cuenta y wow no me eperaba eso
    lily:quein narra? quien?
    me encanto ya espero el proximo capi con muchas ansias jeje
    neik:cuidate y esena romantica a las 5 jajjaja
    y sigue asi
    daniela:te un hermoso dia
    adios

    ResponderEliminar
  5. danica: hija de p****a D:<
    daniel: que nos dejas con la intriga!!!!
    yo: aksjkajs gran capi y hasta la otra! pasate por mi blog xD

    ResponderEliminar